Lunes, 19 de Noviembre de 2018      
 Suscríbase al Newsletter  Buscar en DDN
 Quiénes Somos
 Contacto  Archivo
Día de Negocios
Agrandar texto
Achicar texto
Enviar por mail
Formato impresión

Martes, 27 de Febrero de 2018

Vuelta a clases segura: los niños de hasta 10 años deberán viajar en sistemas de retención Infantil

Según la actualización de la Ley Nacional de Tránsito N° 24.449, cuando un pasajero de auto sea menor de 10 años deberá viajar en el asiento trasero y en un Sistema de Retención Infantil (SRI) acorde a su peso y altura. La Reglamentación decretada hace menos de dos meses rige para todo el territorio nacional y para todo tipo de traslado, entre ellos la ida o vuelta al colegio. Por lo tanto, esta medida se convierte en un aspecto a tener en cuenta ante el inminente inicio de clases en todo el territorio nacional.

 

Quienes no cumplan con la nueva normativa serán sancionados: habrá multas de entre $3000 y $11.000, aproximadamente, según lo establezca el juez de faltas.

 

En la Argentina las lesiones ocasionadas en accidentes de tránsito constituyen la primera causa de muerte y discapacidad en personas de entre cinco y 35 años. En tanto que los sistemas de retención infantil (SRI) logran reducir hasta un 70% las muertes de lactantes, y entre un 54% y 80% las de niños pequeños, según un informe de la SAP.

 

Las estadísticas antes mencionadas acentúan la importancia de la utilización de un SRI, pero es importante que el mismo esté homologado, es decir, que debe garantizar haber aprobado los ensayos de impactos frontales, laterales mediante los llamados "crash test"; como así también los test de comportamiento y calidad de sus materiales, entre otros.

 

Especialistas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), a partir de un estudio realizado en el país, afirman que 4 de cada 10 sistemas de retención infantil no cuentan con todas las homologaciones requeridas por la ley.

 

Como producto homologado, cada butaca o booster debe llevar obligatoriamente una etiqueta certificada que se encuentra en la parte trasera o en la base de la butaca, y se reconoce gracias a su color naranja”, indicaron desde Carestino.

 

La etiqueta, que debe estar perfectamente cosida o pegada al producto, indica el nombre del fabricante, la versión de la normativa de homologación del asiento y su correspondiente número de serie, la forma de instalación y grupo de peso.

 

¿Qué sistema de retención infantil necesito para mi hijo?

 

A la hora de seleccionar un sistema de retención infantil, hay que saber que éstos se clasifican en función de las medidas corporales del menor, siendo el peso el factor fundamental: El Grupo 0 que abarca bebés desde el nacimiento hasta los 10 kg; el Grupo 0+ es para niños con un peso menor a los 13 kg.; el Grupo I es para niños de entre 9 y 18 kg.; Grupo II para niños entre 15 y 25 Kg; y por último el Grupo III para niños con peso entre 22 y 36 Kg.

 

Para el Grupo 0 y 0+ es recomendable utilizar la butaca de seguridad colocada en la parte trasera del auto en sentido contrario a la marcha, ya que permite una mayor protección de cabeza, cuello y columna. Para el Grupo I y II el SRI puede ir colocada en el mismo sentido a la marcha del automóvil en el asiento trasero. Y por último, para el Grupo III se puede utilizar boosters o butacas adaptables en altura y peso”, destacaron desde Carestino.

 

¿Cómo debo instalar la sillita en el vehículo?

 

Según Cesvi existen 2 sistemas de instalación que son igualmente seguras: la primera es con el cinturón de seguridad; que dependiendo de la talla sujeta únicamente la silla mientras que el cinturón del SRI sostiene al niño, o bien manteniendo al chico y a la silla con el cinturón del auto.

 

La segunda alternativa es más moderna, regulada con norma ISO, donde se prescinde del cinturón ya que se coloca la sillita en la parte trasera del vehículo y la misma se fija al asiento gracias a un sistema de anclaje denominados ISOFIX que están incorporados a todos los 0km.

 

En caso de elegir la segunda modalidad de agarre, siempre se recomienda consultar al fabricante o asesorarse respecto al modelo del auto a utilizar para certificar el correcto funcionamiento.

 

En caso de que los niños viajen en micros escolares, transporte público, taxis, ¿Qué precauciones hay que tomar?

 

En lo que concierne a vehículos de transporte escolar, ya sean micros o combis, es de carácter obligatorio que en cada uno de los asientos se encuentre instalado el correspondiente cinturón de seguridad. Así lo consigna la ley 25.857, "tendrán cinturón de seguridad combinados e inerciales, de uso obligatorio en todos los asientos del vehículo" Esto significa que los cinturones deberán ser de los que sostienen el cuerpo contra el asiento ante un choque o un freno brusco.

 

Al respecto de esta inquietud, Gustavo de Carvalho, Subgerente de gestión y servicios del Centro de Experimentación Y Seguridad Vial Argentina (CESVI) indicó que “Dentro de la ley no hay especificaciones sobre este tema, con lo cual es aplicable a cualquier transporte. Entendiendo la imposibilidad de poner la silla en un taxi o un transporte público, de forma intuitiva hay que sostener a los chicos para reducir el riesgo lo más posible. Lógicamente, en caso de accidente, los riesgos no tienen que ver con el tipo de vehículo en el que se esté sino con la velocidad. En definitiva, si tomas un taxi o un colectivo, efectivamente hay riesgo e incumplimiento de la ley


Agrandar texto
Achicar texto
Enviar por mail
Formato impresión
 
 
 



Ministerio de Salud


Suscribase al Newsletter de DDN
Ingrese su mail
© 2007 Cuerpo 14. Derechos reservados, privacidad. Prohibida la reproducción total o parcial de este sitio sin autorización de los editores.
killclick.com: Desarrollo de contenidos dinámicos