Martes, 22 de Agosto de 2017      
 Suscríbase al Newsletter  Buscar en DDN
 Quiénes Somos
 Contacto  Archivo
Día de Negocios
Agrandar texto
Achicar texto
Enviar por mail
Formato impresión

Jueves, 8 de Septiembre de 2016

Hacer negocios y cuidar el planeta, una tendencia que crece

El cambio climático, la toma de conciencia y la mayor exigencia de los consumidores generan que cada vez más, el mundo inversor y los organismos internacionales estén poniendo el foco en los proyectos de sustentabilidad. Así se desprende de la tercera edición de los Premios Latinoamérica Verde, una iniciativa que premia en Guayaquil (Ecuador) a los proyectos más importantes dedicados al cuidado del planeta y la mejora en la calidad de vida de las personas, y que tiene a DirecTV como sponsor principal.

 

Se presentaron 1407 casos de 25 países, de los cuales hay 500 proyectos finalistas que se expusieron en el evento. La Argentina está en el quinto puesto, con 121 emprendimientos y 48 finalistas entre las 500 iniciativas socioambientales más reconocidas. Uno de ellos está entre los 10 mejores dentro de la categoría "Manejo de residuos sólidos".

 

Hay una plataforma que puso a disposición la organización, donde se conectan los emprendedores con los inversionistas (el Tinder verde lo llaman), y según la experiencia de varios casos argentinos que se estuvieron presentando, hay un genuino interés del sector inversor por conocer más de los emprendimientos.

 

"El 85% de los proyectos socioambientales fracasa y una de las causas es que no consigue financiamiento. Queremos reducir esa tasa de fracaso. Nosotros les damos la caña de pescar", indica Gustavo Manrique Miranda, presidente de Soluciones Ambientales Totales (Sambito) y organizador de Premios Latinoamérica Verde.

 

En el evento hay organismos internacionales como el Banco Mundial, la ONU y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), alentando proyectos sustentables. También hay once fondos de inversión de ocho países. Para Bernardo Requena, director de Desarrollo Social de la CAF, un proyecto tiene éxito si cumple con tres requisitos: es una buena idea y no es extremadamente cara de implementar; tiene un alcance amplio sobre la gente, y logra conseguir la financiación.

 

Lucas Campodónico, el Mark Zuckerberg de la sustentabilidad, como lo definen en el ambiente, es director general de B-ECO que agrupa a La Bioguía, Greenbondi, Ecomanía y Greca, entre otros emprendimientos. Tiene en total siete iniciativas verdes. "En 2009 cuando arranqué nadie hablaba de sustentabilidad. El cambio climático es muy fuerte, no se puede tapar más el sol con la mano", sostiene.

 

Además, destaca que hay muchas empresas multinacionales apoyando a emprendedores verdes. "En vez de gastar mucha plata y marketing para convencer a los usuarios que son buenos, apuestan a proyectos que cuidan el medio ambiente y los hacen parte de su cadena de valor. Cada vez hay más consumidores responsables y eso lo saben las empresas", explica.

 

Alejandro Malgor es cofundador, junto con Nazareno El Hom y Ezequiel Gatti, de Xinca, una empresa que fabrica zapatillas y alpargatas con caucho reciclado de neumáticos y con la reutilización de telas de diferentes orígenes. En 2004 vendieron 2500 pares y el año pasado la cifra trepó a 10.500. Además, uno de los lugares de trabajo de la marca es el penal de San Felipe, en Mendoza, donde capacitan a 32 internos para fabricar el calzado, y así, cuando cumplen con la condena continúan trabajando para la empresa.

 

"Cuanto más gente utilice las zapatillas, más se va a reciclar y más impacto social vamos a hacer. Queremos bajar la tasa de reincidencia delictiva", indica Malgor, de 34 años y diseñador gráfico. En la Argentina, por ley, las empresas deben cambiar el calzado de sus operarios cada seis meses, y Xinca cerró un contrato con el municipio de Quilmes para ser proveedor oficial.

 

La empresa tiene acciones conjuntas con Boca Juniors, donde por cada par vendido donan unas zapatillas a un chico con vulnerabilidad social. Cada alpargata cuesta $ 330 y las zapatillas varían entre $ 450 y $ 890 el par. "La calidad del producto no se negocia, porque es lo que hace que se sigan vendiendo", dice Malgor y cuenta que la compañía también exporta sus productos a Australia, España y Chile.

 

Hasta el momento llevan reciclados 13 toneladas de neumáticos. "Queremos ser una marca que contagie a otros emprendedores y mostrarles que se pueden hacer proyectos de otra manera. Se puede ganar plata y construir", expresa.

FUENTE: La Nación


Agrandar texto
Achicar texto
Enviar por mail
Formato impresión
 
 
 



Ministerio de Salud


Suscribase al Newsletter de DDN
Ingrese su mail
© 2007 Cuerpo 14. Derechos reservados, privacidad. Prohibida la reproducción total o parcial de este sitio sin autorización de los editores.
killclick.com: Desarrollo de contenidos dinámicos