Viernes, 21 de Septiembre de 2018      
 Suscríbase al Newsletter  Buscar en DDN
 Quiénes Somos
 Contacto  Archivo
Día de Negocios
Agrandar texto
Achicar texto
Enviar por mail
Formato impresión

Jueves, 15 de Marzo de 2018

Créditos hipotecarios UVA: pese a la inflación, la demanda se mantiene

La inflación sigue en alza y los bancos empiezan a medir el impacto que podría tener en los créditos el hecho de que el índice de precios se mantenga elevado en el primer semestre. Sucede que una tasa de inflación elevada impacta en la cuota de los préstamos en momentos en los que aún no se han cerrado las actualizaciones salariales de las paritarias. El clásico "salario viejo con precios nuevos". No obstante, si se mira el recorrido de 2017, las Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), subió un 22,5% mientras que los salarios, según el INDEC, avanzaron el 26,5%.

 

Pese a que la inflación del primer bimestre superó el 4% y el dólar avanzó un 10% en lo que va del año, la demanda de créditos hipotecarios, según los bancos, persiste. "La necesidad de tener una casa propia en Argentina es muy grande. Los datos preliminares del primer trimestre nos muestran eso, la cantidad de escrituras diarias en nuestra entidad en el primer trimestre de 2018 crecieron un 38% con respecto al último trimestre del año pasado", sostiene Guillermo Mansilla, gerente de Banca Minorista del Banco Hipotecario.

 

"Si bien es cierto que crecieron las consultas sobre la variación del índice UVA y el impacto de la fluctuación del tipo de cambio, cuando los interesados hacen la ecuación entre lo que gastan de alquiler y la cuota del crédito, el préstamo les sigue resultado conveniente", agrega el ejecutivo. Lejos de frenar la oferta el Banco Hipotecario está lanzando este mes nuevas líneas para ampliación y refacción de viviendas que ajustan por UVA.

 

¿Qué sucedió con quienes se animaron a tomar un crédito en 2016 cuando se lanzaron los préstamos UVA? La cotización de la unidad arrancó el 31 de marzo de 2016 y se tomó como referencia el costo promedio de construcción de un metro cuadrado de viviendas en las principales ciudades del país, para determinar el valor inicial de $14.05.

 

Con ese número como referencia, se fueron calculando los créditos que comenzaron a entregarse a partir de mayo de ese año. Por ejemplo, un préstamo de $ 1.000.000, equivalente a 71.174 UVAs, para un préstamo a 30 años determinaba una cuota inicial de $9.208 a fines de septiembre de 2016. Quien tomó ese préstamo en esa fecha sufrió un ajuste en la cuota hasta hoy del 35%. Así la cuota que comenzó en $9.208 hoy está en $12.469, porque la UVA subió de $ 16,52 a $22,37.

 

¿Qué sucederá con los créditos si la inflación persiste en los niveles actuales y el dólar sigue en alza? "Se licua el poder adquisitivo del préstamo en pesos. Para un préstamo de 1.300.000 pesos la suba del dólar de $17.30 a $20,60 generó una pérdida de US$ 12.000. Asimismo, la aceleración de la inflación es un problema porque el capital remanente de la deuda hipotecaria ajusta por inflación", afirma Federico Furiase, director del estudio EcoGo.

 

Coincide Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina, aunque advierte que como los créditos son a largo plazo, "si la economía tiene crecimiento económico, a largo plazo el salario siempre crece por encima de la inflación. Por eso este instrumento es positivo. Se puede perder en uno o dos años contra la inflación, pero tarde o temprano el salario tiende a recomponer, y eso es lo que sucedió incluso tras la crisis de 2001-2002".

 

En tanto, desde el Banco Central recuerdan que existe una cláusula que permite refinanciar el préstamo en el caso de que los salarios crezcan un 10% por debajo de la inflación. Pero si la diferencia es menor, no hay cobertura posible.

 

Según explicaron a Clarin desde la autoridad monetaria, el crédito total al sector privado viene creciendo desde julio del año pasado a un ritmo de entre el 20% y 22% interanual en términos reales, es decir, descontado el efecto de la inflación. La apuesta del Gobierno es que este año, los bancos públicos den paso a la oferta privada de préstamos UVA.

 

Pero en el actual contexto económico, ¿Es un buen negocio para los bancos dar préstamos UVA? "Si porque el banco tiene la posibilidad de concretar un ajuste de tasas, algo que se dio en los últimos meses del año pasado y comienzos de 2018. Esa suba permite a las entidades avanzar en la securitización de la cartera", dijo Masilla. La tasa promedio actualmente está entre el 7% y 8,5% más UVA en las entidades privadas.


Agrandar texto
Achicar texto
Enviar por mail
Formato impresión
 
 
 



Ministerio de Salud


Suscribase al Newsletter de DDN
Ingrese su mail
© 2007 Cuerpo 14. Derechos reservados, privacidad. Prohibida la reproducción total o parcial de este sitio sin autorización de los editores.
killclick.com: Desarrollo de contenidos dinámicos